Enfermedades Estados Unidos Investigación Universidades

Los científicos ayudan a identificar marcadores genéticos para el cáncer de próstata en la descarga global de ADN


Un equipo internacional de investigadores, incluidos los científicos de la USC, ha encontrado decenas de nuevos marcadores genéticos en el código de ADN que aumentan el riesgo de cáncer de próstata: un conocimiento poderoso que puede resultar útil para detectar y prevenir la enfermedad.


Universidad del sur de California


Centrándose en el ADN de más de 140,000 hombres en todo el mundo, los investigadores pudieron identificar 63 nuevos marcadores genéticos asociados con el riesgo de cáncer de próstata . Eso aumenta considerablemente el número de regiones de riesgo genético, lo que hace que el total sea más de 170 y hace que los científicos se acerquen más al uso de la información genética para el tratamiento clínico.

Los resultados ayudarán a cerrar la brecha entre el diagnóstico de la investigación del cáncer y el tratamiento, equipando a los médicos con herramientas para detectar pacientes en riesgo. El estudio, basado en la USC con colaboradores en todo el mundo, incluido el Instituto de Investigación del Cáncer con sede en Londres, se publicó hoy en Nature Genetics .

«Esto no es una cura, pero la información puede ayudar a identificar a los hombres con alto riesgo de desarrollar cáncer de próstata que pueden beneficiarse de una mejor detección y una futura prevención dirigida», dijo Christopher A. Haiman, profesor de medicina preventiva en la Escuela de Medicina Keck. de la USC y un investigador principal del proyecto.

El cáncer de próstata es el segundo cáncer más común en los hombres estadounidenses, con uno de cada nueve hombres diagnosticados en su vida, y la tercera causa principal de muerte por cáncer en los hombres.

Para identificar marcadores genéticos asociados con el riesgo de cáncer de próstata, los investigadores utilizaron «OncoArray», un nuevo análisis de ADN, para comparar más de medio millón de cambios de una sola letra en el código de ADN de casi 80,000 hombres con cáncer de próstata y más de 61,000 hombres sin la enfermedad. Los investigadores identificaron 63 nuevas variantes en el ADN, que cuando se heredan aumentan el riesgo de cáncer de próstata en un hombre. Cada uno individualmente tuvo solo un pequeño efecto sobre el riesgo, pero el efecto combinado de heredar múltiples variantes podría ser dramático.

Los hallazgos muestran que el 1 por ciento de los hombres con mayor riesgo eran 5.7 veces más propensos que la población general a desarrollar cáncer de próstata, un aumento en el riesgo absoluto de aproximadamente uno de cada 11 a uno de cada dos. Los investigadores pudieron identificar esa población de alto riesgo porque heredó muchas de las variantes genéticas dañinas.

Y el 10 por ciento superior en la distribución del riesgo de la población tenía 2,7 veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad que la población general, lo que corresponde a un riesgo de casi uno de cada cuatro.

Según el estudio, con la adición de docenas más de marcadores genéticos a los marcadores conocidos anteriormente, casi el 30 por ciento del riesgo heredado de cáncer de próstata en un hombre, puede ser suficiente para comenzar a usar la información en estrategias prácticas de prueba.

«Ahora tenemos la capacidad de identificar a los hombres con mayor riesgo de cáncer de próstata», dijo Haiman. «Ahora necesitamos descubrir cómo usar esta información genética para prevenir la enfermedad».

Estos marcadores genéticos también pueden ayudar algún día a guiar el tratamiento del cáncer de próstata. Muchas de las nuevas variantes genéticas se encontraron en la región de los genes involucrados en la comunicación entre las células del sistema inmunológico y otras células del cuerpo. Esto implica que los errores genéticos en las vías inmunitarias pueden estar afectando el riesgo de cáncer de próstata, lo que podría tener implicaciones importantes para el posible tratamiento futuro del cáncer de próstata con inmunoterapias.

El estudio viene con advertencias. Por ejemplo, se enfoca solo en hombres blancos. Haiman dijo que se están realizando estudios paralelos para estudiar otros grupos étnicos. Por razones desconocidas, los hombres afroamericanos enfrentan un riesgo 74 por ciento mayor de cáncer de próstata que en los hombres blancos no hispanos, según la Sociedad Americana de Oncología Clínica.

El alcance global del proyecto permitió a los investigadores recolectar grandes cantidades de ADN y comparar variantes genéticas, lo cual fue clave para lograr una masa crítica para hacer nuevos descubrimientos. Participaron alrededor de 200 investigadores en todo el mundo, incluidos expertos de los Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Canadá, Alemania, China, Finlandia, Bélgica, España, Polonia, Malasia y Croacia, entre otros.

Cinco científicos de la Escuela de Medicina Keck participaron en el estudio, entre ellos Haiman, Sue Ann Ingles, Mariana C. Stern, David V. Conti y el difunto Brian E. Henderson, quien propuso el estudio hace más de tres años. Henderson fue decano de la Escuela Keck, primer director del Instituto Neurogenético Zilkha y director de USC Norris Comprehensive Cancer.

Aparte del cáncer de piel no melanoma, el cáncer de próstata es el cáncer más común entre los hombres en los Estados Unidos. También es una de las principales causas de muerte por cáncer entre los hombres de todas las razas. Los Centros para el Control de Enfermedades de los EE. UU. Estiman que 172,258 hombres en los Estados Unidos fueron diagnosticados con cáncer de próstata y 28,343 hombres murieron de cáncer de próstata en 2014, el año más reciente en que se dispone de estos datos.


Leer más

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com