Alimentación Dietas y Nutrición Estados Unidos

Comer chocolate en el desayuno puede ayudar a perder peso, según científicos


Un nuevo estudio con mujeres posmenopáusicas ha descubierto que comer una cantidad concentrada de chocolate durante un estrecho margen de tiempo por la mañana puede ayudar al cuerpo a quemar grasa.




Aunque comer chocolate con leche todos los días puede parecer una receta para ganar peso, empezar el día con una cantidad concentrada de chocolate puede ayudar al cuerpo a quemar grasa y a reducir los niveles de azúcar en sangre, según un estudio realizado con mujeres posmenopáusicas.

En lo que podría considerarse la mejor noticia para los chocolateros, el equipo descubrió que ninguno de los dos momentos de la ingesta de chocolate provocaba un aumento de peso, probablemente porque el chocolate actuaba como supresor del apetito.

Así, el estudio, publicado en The FASEB Journal, descubrió en realidad que el chocolate con leche consumido durante las horas de la mañana ayudaba a quemar grasa y a reducir los niveles de glucosa en sangre.

«Nuestros voluntarios no aumentaron de peso a pesar de haber incrementado la ingesta calórica», afirma la autora del estudio, Marta Garaulet, que forma parte de un grupo de la Universidad de Murcia (España) que trabaja en colaboración con expertos del Hospital Brigham and Women’s de Boston.

Estudio con 19 mujeres posmenopáusicas 

Para averiguar los efectos de comer chocolate con leche a distintas horas del día, los investigadores llevaron a cabo un ensayo aleatorio, controlado y cruzado con 19 mujeres posmenopáusicas que consumieron 100 g de chocolate por la mañana (una hora después de despertarse) o por la noche (una hora antes de acostarse). Compararon el aumento de peso y muchas otras medidas con la no ingesta de chocolate.

Según se lee en el comunicado de prensa, los investigadores informan que entre las mujeres estudiadas la ingesta de chocolate por la mañana o por la noche no provocó un aumento de peso; el consumo de chocolate por la mañana o por la noche puede influir en el hambre y el apetito, la composición de la microbiota y el sueño, entre otras cosas; un consumo elevado de chocolate durante las horas de la mañana podría ayudar a quemar grasa y a reducir los niveles de glucosa en sangre; y el chocolate de la tarde/noche alteró el metabolismo del descanso y el ejercicio de la mañana siguiente.

Comer chocolate: no solo «qué» sino también «cuándo»

Nuestros resultados ponen de manifiesto que no solo «qué» sino también «cuándo» comemos puede influir en los mecanismos fisiológicos que intervienen en la regulación del peso corporal», afirma Frank Scheer, coautor del estudio.

Lo más sorprendente es que en el estudio se utilizó chocolate con leche, conocido por su contenido en azúcares, grasas y calorías, y no el «más saludable» chocolate negro, repleto de minerales y fuente de antioxidantes.

«Las mujeres tenían menos hambre cuando comían chocolate por la noche que por la mañana o sin chocolate y tenían menos deseo de comer dulces cuando comían chocolate (por la mañana o por la noche) que sin chocolate», según el informe.

FEW (Hospital Brigham and Women’s, The FASEB Journal)



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com